A veces puede parecer una misión imposible, pero te contamos cómo limpiar el moho de todos los rincones. Quitar el moho, es muy importante para la salud. Además de que afecte estéticamente en casa, las esporas y deshechos generados por ciertos hongos pueden ser tóxicos o producir alergia. Asimismo, los hongos pueden beneficiar la aparición de enfermedades respiratorias como tos, asma o bronquitis. Independientemente del aspecto o tamaño, es muy importante limpiarlos.

Desde Limpiezas en Burgos, recomendamos que independientemente del color del moho, lo apropiado es eliminarlo cuanto antes. El moho suele aparecer en aquellos rincones que por su exposición a la humedad, favorecen su aparición. Como por ejemplo, el baño, la cocina, ventanas, aire acondicionado… No te pierdas estos consejos para eliminar el moho de tu hogar.

Consejos para limpiar el moho con amoniaco y agua

El amoniaco es un producto muy eficaz para limpiar el moho de los rincones de nuestra casa. Su efectividad es única para acabar con las zonas más difíciles de limpiar y de llegar. Para llevar acabo la limpieza tenemos que mezclar amoníaco con agua. Esta mezcla tenemos que aplicarla en la zona donde se encuentre el moho.

Tenemos que esperar sobre unos 10 ó 15 minutos para que actúe correctamente. Cuando haya pasado el tiempo, secamos con un paño limpio para acabar con toda la humedad. Asimismo, podemos prevenir la aparición de moho sellando las juntas con silicona antimoho. Además, podemos limpiar las zonas afectadas por el moho con un cepillo de dientes y agua caliente.

Limpiar el moho con lejía y agua

A parte del amoníaco, existen otros productos muy eficaces para eliminar el moho. La lejía es muy efectiva en la aparición del moho en los azulejos del baño. Para llevar acabo la limpieza, tenemos que mezclar agua y lejía. Hay que aplicar la mezcla con un paño húmedo, dejando actuar sobre unos 10 ó 15 minutos.

Por otro lado, podemos utilizar la lejía para desatascar un desagüe. Es muy habitual que este tipo de superficies no drenen bien. Esto puede ocurrir porque emerja moho en su interior. Además podemos emplear un producto específico para desatascar tuberías. Vierte un buen chorro y deja media hora de reposo. Una vez finalizada la espera vierte un cubo de agua caliente mezclado con lejía o vinagre.

Si queremos emplear otros productos más adecuados para la salud que la lejía, existen alternativas. Para eliminar el moho, podemos emplear una mezcla con alcohol etílico y agua. Otra alternativa eficaz, es mezclar agua oxigenada con agua caliente. Tras emplear alguna de estar alternativas, tenemos que secar con un paño limpio.

Cómo evitar el moho

Para evitar la aparición de moho en casa, es importante tomar medidas preventivas. Primero, debemos estar alerta ante cualquier mancha de moho que pueda aparecer en las superficies, como las paredes o el techo. En caso de detectar manchas, se deben frotar con un limpiador casero específico para el moho, o bien con una solución de agua y vinagre blanco.

Además, es fundamental ventilar correctamente el hogar, abriendo las ventanas durante al menos 10 minutos al día, incluso en invierno. Esto ayudará a reducir la condensación y el exceso de humedad en el ambiente, dos factores clave para el desarrollo del moho. Asimismo, es importante controlar la humedad en las habitaciones, especialmente en aquellas con mayor tendencia al moho, como el baño y la cocina. Para ello, se recomienda utilizar deshumidificadores o ventiladores para eliminar la humedad en el aire.

Existen varios trucos para evitar la aparición en un futuro del moho. Lo más importante para evitar el moho es mantener el baño limpio y seco. Asimismo, si nuestro baño cuenta con ventanas, lo conveniente es tenerlas abiertas para fomentar la ventilación. También, es recomendable secar con un paño seco las superficies que estén expuestas a la humedad.

Alternativas para limpiar el moho

Existen alternativas para limpiar el moho en diferentes superficies. Una opción es utilizar bicarbonato de sodio, el cual es un desinfectante natural. Para esto, es necesario mezclar una cucharada de bicarbonato de sodio con agua y aplicar la solución sobre el área afectada con un cepillo. Luego, dejar actuar unos minutos y finalmente enjuagar con agua caliente.

Otro método efectivo es el uso de aceite de árbol de té, que tiene propiedades antifúngicas. Para esto, se debe diluir unas gotas de aceite de árbol de té en agua y rociar la mezcla sobre las manchas negras de moho. Además de estos productos naturales, es importante tomar medidas preventivas para evitar la aparición de moho, como mantener los espacios limpios y secos, especialmente en lugares húmedos como el baño o la cocina. En caso de tener un problema persistente de moho, es recomendable contactar a un profesional para que realice una limpieza más profunda.

Si tenemos alguna infiltración en nuestro hogar, es recomendable revisar que las tuberías se encuentren en perfecto estado. Es recomendable realizar una revisión para evitar así una gotera o una filtración. Si detrás de la pared se está formando moho, lo apropiado es cambiar toda la pared.

Con todos estos consejos prácticos y útiles podemos deshacernos del moho, logrando una casa limpia y reluciente. Desde limpiezas en Burgos, le garantizamos un servicio íntegro con el que acabar con la suciedad y el moho. Contamos con un equipo de profesionales con gran experiencia y conocimientos sobre las últimas novedades sobre limpieza.